¿Cuál es la diferencia entre serum y esencia?

Para cuidar nuestra piel de la forma más completa posible, la rutina coreana de 10 pasos nos ofrece una amplia gama de productos necesarios que se complementan para otorgarnos un cuidado profundo y eficaz. Dentro de esos 10 pasos, encontramos los serums y las esencias. Ambos productos pueden llevar a preguntarnos ¿Qué diferencia tienen si? ¿Son muy diferentes? ¿O son tan similares que puedo utilizar solo uno y el otro evitarlo? Para responder a esas interrogantes, les detallamos acá lo que necesitan saber sobre cada uno.

Las esencias

Las esencias son llamadas el corazón de la rutina coreana,  son de textura acuosa y más ligeras que un serum, por ese motivo, se aplican después de este. Este producto se caracteriza por dar un gran impulso de humedad a nuestro rostro. La hidratación adecuada es lo que otorga brillo e iluminación a la piel. Además, manteniendo una barrera hidratante se previenen problemas como la irritación y permite que la tez se vea brillante. Además, debido a su consistencia más ligera, penetra con mayor facilidad para que los productos que se apliquen posteriormente, actúen de mejor forma. Por lo tanto,  ayudan a que la piel esté mas hidratada y que se mantenga fuerte y resistente a lo largo del tiempo ya que incrementan la regeneración celular.

Los serums

Los serums son productos de consistencia ligera y se especializan en tratar problemas específicos de la piel, ya que contienen mayor concentración de principios activos para tratar problemas específicos, tales como acné,  la falta de luminosidad, los signos de la edad o manchas.  Las moléculas presentes en el sérum son mucho más pequeñas que las de las cremas hidratantes por ejemplo y, por tanto, consiguen penetrar mucho mejor en las capas más profundas de nuestra piel, aumentando su eficacia a la hora de tratar un problema específico. Al tener mayor concentración, vienen en envases más pequeños y con dispensadores para utilizar cantidades adecuadas.

¿Entonces, cuáles son las diferencias principales?

A partir de la explicación anterior, podemos entender que la esencia se centra en la hidratación y en la regeneración de la piel, mientras que el serum se centra en problemas concretos de la misma, como manchas o imperfecciones. Con el tiempo, el serum hará que la piel resuelva problemas específicos que la aquejan, mientras que la esencia mantendrá la hidratación de la piel de la forma más óptima posible, revitalizándola desde su interior.

¿Y puedo saltarme el uso del serum o de la esencia?

Es necesario aclarar que puedes prescindir del uso de uno de los dos productos, pero aunque decidas utilizar uno solo, no reemplazaras los beneficios del otro. Es decir, si solo deseas utilizar serum, no habrá ningún problema, pero el sérum no será capaz de aportar a la vez los beneficios que te entrega la esencia de manera independiente. Ambos productos son complementarios entre si y no son reemplazables. ¡Así que si aún no pruebas algún serum o esencia en tu rutina, puedes comenzar a hacerlo y verificar por ti misma los resultados y las diferencias!

¡Recuerda que hay sérums y esencias para todo tipo de piel!