Cosas que debes saber para aplicar una mascarilla

Las mascarillas faciales son un producto muy utilizado en Corea y se han convertido en un favorito de la rutina, su uso es práctico y siempre nos podemos dar un gustito mientras las aplicamos (leer algún capítulo de tu libro favorito, tomar un café o ver televisión), ¡por lo que es un mimo total para nosotras mismas!

Las mascarillas son ideales para lograr ese brillo perfecto en el rostro, ya que obligan a los antioxidantes y vitaminas a mezclarse con tu piel. A pesar de que su uso es fácil, hay algunos pequeños tips que nos pueden ayudar para sacarles un provecho del 100% y no dejar pasar ninguno de sus beneficios, veamos como podemos hacerlo :D

1) Hay una gran variedad de mascarillas en el mercado, por eso es importante considerar las indicaciones de cada una, ya que pueden variar en el tiempo de uso. Generalmente la aplicación va desde los 10 o los 20 minutos, pero dependerá de cada mascarilla, por eso siempre revisa el envase. No olvides que duplicar el tiempo de uso, no hará que tenga más efecto, así que toma el tiempo de cada una, según sea el caso.

2) Nunca apliques una mascarilla facial si no tienes tu rostro limpio. Siempre debes aplicar tu rutina de limpieza si deseas utilizar una mascarilla, ya que de lo contrario, esta no se aplicará de la forma en que corresponde y perderás los beneficios que pueda ofrecerte. Al limpiar tu rostro, facilitas la acción de la mascarilla, absorbiendo mejor sus componentes y otorgándote un resultado esperado.

3) Siempre aprovecha hasta la última gota de tu mascarilla. Al utilizar una y sacarla de su envase, te darás cuenta que siempre hay un exceso de producto que queda en el interior o que quedará en tus manos mientras la aplicas, ¡no te deshagas de ellos! Aplica dichos excesos en otras partes de tu cuerpo, como las manos, el cuello o el escote, así podrás hidratarlos y brindarles los beneficios de la mascarilla que estés usando.

4) No reutilices tus mascarillas. Este producto está pensado para ser utilizado una sola vez, ya que en su primera y única aplicación recibirás todos los beneficios que necesitas, si intentas utilizarla una segunda vez notarás que habrá perdido adhesión, componentes y que su textura ha cambiado, tanto por factores de limpieza como de beneficios, 

5) No utilices agua para lavar tu rostro después de utilizar la mascarilla. A menos que estés utilizando una mascarilla que sea de limpieza y que en sus instrucciones muestre que se debe lavar, no enjuagues tu rostro con agua. Lo ideal es que apliques tu mascarilla durante la noche, así podrás dejar que actué de mejor forma y por más tiempo, ya que si lavas tu rostro, alterarás su funcionamiento y por lo tanto sus resultados.

Recuerda que puedes ver nuestras mascarillas acá